La ciudad de Utqiagvik, también conocida como Barrow, en el estado de Alaska, es el poblado más septentrional de América continental, por lo que ver la luz del sol es un lujo.

Según difundieron agencias y medios internacionales, luego de tener sólo 64 minutos de luz el domingo 18 de noviembre pasado, llegó el anochecer a las 13:44 horas (tiempo local).

Por la colocación de dicha ciudad de 400 habitantes que está a sólo 514 kilómetros del círculo polar, no volverá a amanecer hasta el 23 de enero del 2019 a las 13:04 horas.

En imágenes captaron cómo los residentes se juntaron para celebrar la última vez que verían al sol este 2018.

Curiosamente el sol sólo brilló en una parte de la ciudad, como lo muestra la cámara, con el brillo proveniente del lado derecho de la imagen.