Niños y adolescentes son presa fácil de los múltiples retos virales que surgen en las redes sociales. Muchos de ellos son sumamente letales como el #FireChallengeque consiste en rociarse con alcohol el cuerpo y predenderse fuego.

Recientemente se dio a conocer el caso de una menor de 12 años llamada Timiyah Landers, recidente de Detroit, Michigan, cuando ella y su amiga decidieron realizar el  peligroso desafío.

Según la mamá de Timiyah, Brandi Owens, ella se encontraba en la casa con las dos pequeñas cuando escuchó una explosión y segundos después vio a su hija envuelta en llamas.

En un intento por apagar las llamas Brandi llevo a su hija al baño y la metió en la tina para extinguir las llamas, momentos después fue hospitalizada con quemaduras de segundo y tercer grado.

La recuperación será larga debido a las graves lesiones además de años para que sus heridas cicatricen completamente.

Esta nota contiene información de Excelsior