Medios locales informaron que durante el festejo de Dussehra, de los más importantes del país, un tren arrolló a una multitud en Amritsar, al norte de la India.

Primeros reportes indican que fue un acto deliberado. La Policía en sus primeros conteos arroja que fueron más de 50 muertos.

En el lugar había cerca de 300 personas cuando avanzó el tren contra la multitud.

La gente estaba cerca de las vías quemando la efigie de una ídolo, la conocida como ‘Ravana’.

El ferrocarril provino de Jalandhar con dirección a Amritsar.

La tragedia recorrió el mundo por medios internacionales.