En el documento que filtraron medios exponen que esta norma sólo dará asilo a quienes lo soliciten en los puestos fronterizos, y no a los que lo pidieron después de entrar ilegalmenteal país.

Entre las consideraciones destaca la presentación de la ley que "nuestro sistema de asilo está sobrecargado con demasiadas solicitudes de asilo sin mérito de extranjeros que imponen una carga tremenda en nuestros recursos”.

Ello “impide poder otorgar rápidamente el asilo a quienes realmente lo merecen", lamenta la propuesta del gobierno estadounidense.

Esta medida podría modificar la actual ley que permite dar asilo a migrantes físicamente presentes en Estados Unidos aunque no lo pidiera en su llegada al país.

La restricción que expidieron entrará en vigor hasta que el presidente Donald Trump la promulgue, lo cual esperan que ocurra este viernes.

En primera instancia podrían bloquear esta ley los tribunales menores y en última instancia la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Esperan que Trump entre en una nueva batalla legal.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.