Colombia, 3 de agosto del 2018.- Una nueva edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe concluye con más alegrías que decepciones para la delegación mexicana, de hecho, se puede decir que Colombia vuelve a ser una sede que le va muy bien a los competidores aztecas.

Para iniciar, Barranquilla 2018 fue una participación histórica, pues ha sido el evento que acumuló más preseas áureas para México en el extranjero y en esta ocasión también se dio un golpe de autoridad con tres disciplinas.

El nado sincronizado fue la más destacada con siete metales dorados. Las sirenas aztecas dominaron desde el día uno que entraron en actividad y dejaron a las participantes colombianas siempre en el peldaño que otorga la plata. La capitana del equipo, Nuria Diosdado, auguró el éxito para su equipo y lo cumplió.

ANUNCIO

Nuria Diosdado, Karem Achach, Joana Jiménez, Teresa Alonso, Luisa Rodríguez, Amaya Velázquez, Regina Alferez, Jessica Sobrino y Ana Soto, dieron a la delegación nacional un título de forma invicta y Nuria se despide de la competencia como multimedallista.

El raquetbol tampoco decepcionó y mucho menos teniendo a la mejor del mundo, Paola Longoria. La raqueta mexicana logró instalarse en la parte más alta del podía en las seis pruebas en las que disputó medalla. Modalidad individual, dobles y por equipos se encargaron de que el Himno Nacional se entonara una vez tras otra.

El atletismo dio la cara, ya que a pesar del dominio de Cuba y B, monopolizó el triatlón. Siete preseas totales se obtuvieron, cinco de estas fueron de oro. Los equipos masculino, femenil y mixto no fallaron así como Rodrigo González y Claudia Rivas en la parte individual.

Esta nota contiene información de 24 Horas