Nuevo León.- A 20 de Octubre del 2020.-Un empleado de una tienda fue detenido por dar muerte a balazos a un presunto extorsionador que lo amenazó de muerte a él y al dueño del negocio e hizo movimientos como si fuera a sacar un arma de la cintura de negarse a pagar la “cuota”.

Los hechos se verificaron ayer alrededor de las 20:20 horas en el negocio “Pollo y Carnes La Subida”, que se sitúa por la calle Vito Alecio Robles en la Colonia Moisés Sáenz en Apodaca

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal llegaron al lugar en donde ocurrió el evento luego de que fueron alertados con una llamada al 911 de que estaba en desarrollo una extorsión en la tienda.

El empleado Monserrat, de 36 años, fue señalado como quien disparó al presunto delincuente cuando lo amenazó de muerte y presuntamente sacaría un arma de la cintura del pantalón.

El ahora fallecido llegó a la tienda en un auto Versa, color blanco, con logotipos de identificación de la empresa Totsa, que da servicio de taxi en el aeropuerto.

De acuerdo con la versión que dio el dueño del negocio describió que llegó el presunto extorsionador, quien se identificó como integrante de la delincuencia organizada para cobrar “piso” al exigirle una “cuota” de dos mil pesos por semana.

Al mismo tiempo el sospechoso empezó a realizar llamadas con un celular y le contestó una voz de hombre que aparentó ser el jefe de un grupo del crimen organizado.

ANUNCIO

El presunto extorsionador de nuevo les exigió el dinero y al mismo tiempo hizo movimientos con sus manos que se las llevó a la espalda simulando que sacaría un arma cuando los amenazaba de muerte para exigir el pago del dinero de la “cuota”.

Por el temor a ser asesinados por el presunto delincuente, en un rápido movimiento el empleado sacó de un cajón un revolver para accionarlo contra el agresor.

El arma de fuego la guardaban como seguridad y protección de quienes laboran en el negocio, explicó, en caso de que la necesitaran para defenderse de una acción en que estuvieran en riesgo sus vidas o integridad física por acciones de algún o algunos presuntos delincuentes.