Estados Unidos, 8 de agosto del 2019.- El cineasta mexicano Guillermo del Toro, que desveló ayer la estrella con su nombre en el Paseo de Fama de Hollywood, pidió a la sociedad estadunidense que rechace el miedo y abrace el respeto, a la vez que instó a los migrantes a que no crean las mentiras que se dicen sobre ellos.

“Como mexicano, recibir esta estrella es un gesto y ningún gesto ahora mismo puede ser banal o simple. Es muy importante que esté sucediendo ahora mismo”, dijo el director.

“Y puedo decirles a todos los inmigrantes de cualquier país que deben creer en las posibilidades y no en los obstáculos. Siempre. No crean las mentiras que dicen de nosotros. Crean en las historias que tienen dentro. Y crean en que todos podemos marcar la diferencia”, añadió.

Del Toro, que se reivindicó en el homenaje como “mexicano” e “inmigrante”, aseguró que el mundo está viviendo un momento “de gran miedo y división”, pero dijo que “la respuesta” a eso es estar unidos.

El discurso de Del Toro llegó después de que 22 personas fueron asesinadas, ocho de ellas mexicanas, en El Paso (Texas), en una matanza cometida el pasado sábado por un supremacista blanco que irrumpió a tiros en un centro comercial.

Foto: NY Times.

“Hay dos cosas que quiero aclarar hoy sobre mí, número uno, soy raro y realmente agradezco la oportunidad que tenemos de ser así. Lo que siento con esta estrella es que la gente rara como yo puede estar aquí, eso me da esperanza.

“Esta estrella es para todos ustedes que se sienten raros, vengan y tómense un momento, no creo en la magia, pero sí puedo dejar algo de mí aquí hoy, así que estaré aquí espiritualmente para ustedes cada que quieran venir”.

Tras recordar la primera vez que visitó Hollywood, en la década de los 90 con su familia, dijo que la segunda cosa que deberían saber sobre él es que “soy mexicano y soy inmigrante”.