El poner una camioneta cargada de explosivos a las afueras de una refinería es un acto de terrorismo, apuntó el criminólogo Gabriel Regino, quien dijo que los responsables pudieron ser miembros del Cártel de Lima o sus adversarios.

“El hecho de haber colocado una camioneta con explosivos en la entrada de una refinería, constituye, junto con la manta, en un acto que se considera terrorismo”, dijo en entrevista con Luis Cárdenas en MVS.

“Hay dos hipótesis” dijo, “o realmente es el Cártel de Lima o son sus adversarios. De cualquier manera, este evento es gravísimo", consideró. 

Sin embargo llamó a estudiar bien la situación. “Ya se hizo la amenaza, ya se dejó el explosivo. No hay que descartar que estemos ante una falsa bandera, una estrategia para hacer creer que un grupo está tomando determinada posición”.

Empero hizo un llamado a la reflexión: “Por lo que tiene que ver con las implicaciones de carácter de inteligencia criminológica, tenemos que ser reflexivos. En Guanajuato, el homicidio ha crecido hasta 400% en los últimos 4 años”.