Ciudad de México- Este lunes, la Conferencia del Episcopado Mexicano recomendó suspender las misas dominicales en templos, parroquias, santuarios y capellanías durante la contingencia por el coronavirus.

“Las celebraciones eucarísticas dominicales en los templos parroquiales, santuarios y capellanías. Cada obispo, en su jurisdicción, podrá dispensar de la obligatoriedad de la misa dominical. Los sacerdotes sin embargo no dejen de celebrar la misa de una manera privada”.

A través de un comunicado que publicó en su cuenta de Twitter, el consejo de presidencia de la CEM recomendó a los obispos de México suspender los encuentros para grupos numerosos como retiros, asambleas, congresos, jornadas y catequesis.

También se recomendó facilitar en la medida de lo posible que las eucaristías sean transmitidas por las plataformas digitales y los medios de comunicación públicos y privados, “de modo que los fieles puedan unirse espiritualmente a los misterios de la fe”, señala el documento.

Durante los próximos días, con las medidas sanitarias, podrán permanecer abiertas las parroquias que cuenten con personal laico que pueda controlar la entrada de personas, esto para llevar a cabo oraciones de manera personal y comunitaria.

“Se podrá exponer al santísimo para la oración y adoración. Asumamos estas medidas de emergencia nacional con serenidad, sabiduría y responsabilidad”.