Monterrey, Nuevo León, a 25 de noviembre de 2020.- El homicidio vuelve al rojo en octubre con 2,406 casos, reporta el Semáforo Delictivo. Salvo septiembre y febrero, todos los meses del año han estado en rojo y, como se ha pronosticado, 2020 será el año con mayores víctimas de homicidio en los últimos 20 años.

Otros delitos como la extorsión y el narcomenudeo también se ubican en rojo en octubre y así han estado a lo largo del 2020. En cambio, el secuestro y el robo de vehículos han bajado notoriamente desde la pandemia y se ubican en verde.

“Algunos delitos de crimen organizado no han cedido en el año a pesar de la pandemia y el confinamiento. El que más nos preocupa es el homicidio, pues seguimos con tasas muy altas a nivel nacional, en especial, en algunos estados como Colima, Baja California, Chihuahua, Guanajuato, Sonora, Zacatecas, Michoacán, Morelos, Quintana Roo y Guerrero. Seguimos con el plata y el plomo, las ejecuciones del narcotráfico”, comentó Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

“La regulación del cannabis definitivamente debe impactar positivamente en estas cifras, pero mucho depende de que se haga una regulación inteligente y pragmática, una buena implementación y un ajuste a la regulación con base en la experiencia. No debemos olvidar que el objetivo de la regulación es reducir al máximo el mercado negro para quitar la plata a las mafias”, continuó Roel. “Esto es sólo el primer paso, necesitamos avanzar en la regulación de cualquier droga que tenga mercado negro en México, ninguna debe estar en manos de mafias”.

En los delitos patrimoniales, el Semáforo Delictivo muestra amarillo en robo a casa y en robo a negocio, y verde en robo a vehículo. Entre abril y junio, se reportaron las cifras más bajas por el confinamiento.

El mismo efecto de baja entre abril y junio se realizó en los delitos socio-familiares. En violación, por ejemplo, el Semáforo Delictivo se fue al amarillo entre abril y junio, pero rápidamente regresó a los rojos y ahí se ha mantenido desde julio.

“La violación por desconocidos en vía pública ha disminuido, pero se ha incrementado la violación a menores de edad en casa, cometida por parientes cercanos y conocidos de la víctima. El confinamiento ha incrementado el riesgo de este tipo de violación que tanto nos preocupa”, señaló Santiago Roel.

Violencia familiar también se ha incrementado por el confinamiento. Con excepción del mes de abril, todos los meses han estado en rojo y octubre no es la excepción. La pandemia, la ansiedad, la crisis económica y el propio confinamiento han incrementado la incidencia en violencia familiar. Es necesario que los gobiernos municipales, estatales y la sociedad en general estén alertas a ello e implementen campañas preventivas. Gran parte de esta violencia puede evitarse con información y atención oportuna.

“El feminicidio, un caso extremo de violencia familiar, también ha estado en rojo la mayor parte del año. El único delito que se ha mantenido en el amarillo en el año son las lesiones”, concluyó Roel.