La tarde del domingo, pobladores de la comunidad de Pueblo Viejo, Michoacán, agredieron, desarmaron y retuvieron a soldados del Ejército Mexicano luego de que estos les decomisaron varias armas de grueso calibre, incluyendo un fusil Barret calibre 50.

Informes señalan que el incidente ocurrió alrededor de las 15:00 h, cuando supuestos habitantesarmados decidieron bloquear varios caminos denunciando el acoso constante del crimen organizado.

Ante esto, elementos del Ejército Mexicano comenzaron un operativo en la zona, comenzando el cual derivó en un enfrentamiento con los civiles que dejó dos heridos, incluyendo un niño de 11 años.

La situación aumentó la molestia de varios civiles, que rápidamente acorralaron a los soldados, quitándoles sus armas de cargo y golpeándolos por lo ocurrido.

No fue sino hasta después de que se informó que los lesionados estaban fuera de peligro en Morelia que los militares fueron liberados.

Con información de López-Dóriga Digital