México, 14 de septiembre del 2019.- Jorge Castro y Mario López son los mexicanos encargados de haber desarrollado por siete años un calzado ecológico, un producto que aprovecha el sargazo y las PET como sus principales materiales.

Jorge Castro es el joven mexicano a quien se le ocurrió esta iniciativa a los 12 años de edad y diez años después, junto con su compañero Mario López, empezó a construir esta estupenda idea.

View this post on Instagram

Pt. 2

A post shared by Renovare eco-shoes (@renovare.r) on

Tuvieron que pasar cinco años para que ambos lograran tener el calzado que hoy es elaborado con cinco botellas de PET de 600 ml para corte y 100 gramos de sargazo para las suelas.

“Combatimos el cambio climático y la contaminación a través de un producto. Ofrece a las personas una oportunidad de hacer algo contra estos problemas”, expresaron ambos.

¿Cómo surgió la idea?

Jorge viene de una familia de zapateros en Guanajuato, su padre y su abuelo fueron los que le involucraron el oficio desde los siete años.

Un día, Jorge  se subió a un camión donde trasladaban el calzado y olía muchísimo a solventes (el 90% de las fábricas utilizan adhesivos base solvente para pegar la suela con el corte del zapato)

Desde aquella experiencia Jorge dijo: “Algo voy a hacer para que el zapato deje de oler así”.

Persistencia en toda la extensión

No fue fácil llegar hasta donde están ahora, pues durante este proceso de cinco años ambos atravesaron por muchas pruebas y error, y sobre todo enfrentar comentarios negativos. 

“Mientras hacíamos las pruebas, la gente nos decían de todo: que estábamos locos, que esta idea no vende aquí solo en Europa, dejen de fumar, esas locuras no sirven, y más” Expresaron los jóvenes emprendedores

Jorge y Mario sintieron depresión y frustración al escuchar este tipo de comentarios, ver que sus pruebas fallaban y que nadie les daba la mano para apoyarlos.

Pero a pesar de tantas negativas y puertas cerradas una y otra vez ellos siguieron teniendo fe a este innovador producto.

Renovare

Después de casi siete años de insistencia,  los jóvenes crearon la compañía Renovare que recicla, reduce y reutiliza botellas Pet para crear un calzado patentado, único y diferente.

Este modelo de negocio, consiste en una economía circular en donde comparas una botella de plástico, la desechar, esa se recicla y, a través de procesos, obtienes material poliéster reciclado, con esto se hace el corte del zapato y con el sargazo se hace  la suela.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.