Estado Unidos, 23 de julio del 2018.- En medio de esta crisis humanitaria, donde la ignorancia, la discriminación y el racismo están a la orden del día, historias como esta nos demuestran que no todo está perdido.

Te presentamos a José Aceves, un chico de 17 años hijo de inmigrantes mexicanos que nos demuestra que querer es poder. Tal como señala La Opinión, de las 22 universidades a las que aplicó, fue aceptado en 18 y entre ellas se encuentran siete de las más prestigiosas a nivel internacional como Harvard, Cornell, Princeton, Yale, MIT, UCLA y UC Berkeley.

Un logro en contra de todos los pronósticos

Su historia bien podría describir la situación de miles de familias mexicanas buscando "el sueño Americano". Desde su llegada, los padres de José han trabajado duro para ganarse la vida.

©Captura de pantalla Children's Defense Fund

©Captura de pantalla Children's Defense Fund

Siendo el menor de tres hermanos, todos nacidos en Estados Unidos, José fue testigo de la ausencia de su mamá en casa por trabajar, además de lidiar con el problema de alcoholismo de su papá. Sin embargo, su familia siempre lo empujó a seguir sus sueños y luchar por una vida mejor, con más oportunidades.

Con todos los pronósticos en su contra, José Aceves ahora tiene la oportunidad de elegir la universidad en la que continuará su sueño de estudiar ingeniería enfocada en biología.

Como parte del programa Children's Defense Fund, aquí puedes ver más de la historia de José Aceves:

Esta nota contiene información de Konbini