De acuerdo con reportes del diario argentino El Clarín y el diario mexicano El Milenio, 16 integrantes de una misma familia murieron de coronavirus, luego de haber asistido al velatorio de un familiar que falleció por covid-19, en Tultepec (México).

José Martín Chávez Enríquez le narró a El Milenio la tragedia que atravesó al perder a tíos, primos y hasta su madre por cuenta del contagio de covid-19. Según el medio mexicano, el hombre de 32 años explicó que en el 2020 un tío lejano murió de covid-19 y gran parte de la familia acudió al velorio en un domicilio del vecino municipio de Cuautitlán Izcalli, sin saber a lo que se exponían, y muchos parientes se infectaron con el coronavirus.

Esta reunión resultó mortal para 16 de los familiares, la mayoría de ellos primos y tíos y también su abuelo. “No tuve tiempo ni de llorar, estoy como pasmado“, explicó Chávez, y señaló que su madre falleció por el brote y que su padre todavía está enfermo en su casa.

“El virus arrasó, acabó con casi toda la familia. Fueron enfermando y muriendo. Mi mamá de 62 años estuvo en cama, pero se puso grave y la tuve que llevar al Hospital Vicente Villada (en Cuautitlán), no logró sobrevivir y falleció el viernes. La incineré y tengo sus restos en mi casa, porque ni tiempo de ir al panteón”, le relató Chávez Enríquez a El Milenio.

 

Reconoció que él también acudió al velorio, pero no se enfermó. “Gracias a Dios, fui fuerte y me encargué de mi mamá, pero no se pudo salvar; a mi papá, lo tengo en cama, y mi hermana ya se recuperó”, le contó al diario mexicano.

 

José Martín, quien es propietario de un spa que está cerrado por la pandemia, indicó que tuvo que disponer de sus ahorros para el pago de médicos, oxígeno y fármacos. “He gastado como 80.000 pesos, mis demás familiares llevan gastados como 200.000 pesos”.

El virus arrasó, acabó con casi toda la familia. Fueron enfermando y muriendo

¿Cómo va la vacunación en México?

México recibirá, el próximo miércoles, un millón de dosis de la vacuna de AstraZeneca, proveniente de Argentina, informó este lunes el subsecretario de Salud y estratega del Gobierno de México contra la covid-19, Hugo López-Gatell.

 

Este miércoles, por la madrugada, recibiremos el primero de estos embarques a granel y será de aproximadamente un millón de dosis, ya que por las condiciones de operación en planta puede ser una menor cantidad“, dijo López-Gatell en la conferencia de prensa diaria sobre el coronavirus.

 

Explicó que la vacuna se produce en Argentina y se exporta, en este caso a México, porque hay un convenio entre dos particulares para que la farmacéutica Liomont “haga el llenado y terminado de los frascos que serán utilizados para la aplicación de la vacuna“.

 

Recordó que este primer embarque llegará el miércoles, a las 4:00 horas (10:00 GMT) y estarán envasadas a finales de marzo. El funcionario mexicano precisó que este millón de dosis “son para distintas operaciones del propio establecimiento de la planta” de Liomont en México “y no necesariamente están predestinados o pre-etiquetados a alguna parte del abastecimiento”.

Ante la decisión, López-Gatell señaló que las metas de vacunación de

México se verán afectadas en la segunda aplicación para el personal sanitario y para adultos mayores.

 

México pretende inmunizar en la primera etapa a todo el personal sanitario, unos 700.000, y en la segunda, a unos 15 millones de personas de la tercera edad. Precisó que los embarques previstos para el 26 de enero y el 2 y 9 de febrero no llegarán y el próximo embarque con nuevas dosis llegará a México el 15 de febrero.

 

De las 439.725 dosis de la vacuna de Pfizer que se tenían previstas para mañana martes solo llegarán el 50 %, unas 219.350 dosis“, explicó López-Gatell, y señaló que esa mitad arribará a Ciudad de México y la ciudad de Monterrey, norte del país.

 

México busca vacunar a sus casi 130 millones de habitantes con un plan que ya está en marcha y cuya culminación está prevista para marzo de 2022, con una inversión de 32.000 millones de pesos (unos 1.600 millones de dólares).