México, 12 de noviembre del 2019.- El Gobierno Mexicano realizó una serie de gestiones para el uso de espacios aéreos para poder sacar a Evo Morales de Bolivia y trasladarlo a México, informó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, durante la conferencia de prensa que encabezó el Presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

El canciller indicó que fue complicado sacar a Evo Morales pues no hay claridad quién toma las decisiones en el país; tras gestiones diplomáticas fue un comando de la Fuerza Aérea de Bolivia la que permitió la entrada del avión mexicano en el espacio aérea y salida del ex presidente que renunció el pasado domingo a petición del Ejército.

El canciller explicó que una vez que se recogió a Morales, se pretendía regresar a Perú para recargar combustible; sin embargo, en pleno vuelo el gobierno peruano cambió de opinión y negó el permiso.

Se realizaron otras gestiones y se movieron hacia Paraguay para poder cargar combustible, pero después de ello no tuvieron permiso para volver a cruzar el espacio aéreo de Bolivia.

A través de la embajada de México en Brasil se logró sacar a Evo casi “milagrosamente” por la frontera con Bolivia.

El canciller indicó que aún no se sabe dónde residirá, pues será una decisión que él tome. Además, indicó que han aumentado las solicitudes de asilo serán informadas hasta que las personas estén en un sitio seguro, a fin de no ponerlas en riesgo.