Celaya, Gto. A jueves 09 de abril del 2020 (NotiPress)- A raíz de la propagación de coronavirus por todo el mundo, los hábitos de consumo por parte de las personas han sufrido cambios significativos. El hecho de no poder salir de casa, provoca que comiencen a buscar nuevas opciones de compra con la intención de conseguir artículos de primera necesidad, alimentos frescos o medicamento a fin de sobrellevar la cuarentena.

Por esa razón, el mayor desafío del comercio electrónico durante la propagación de la pandemia del COVID-19, es la logística y la transformación por parte de las pequeñas, medianas y grandes empresas a la era digital, con la intención de beneficiar a los comerciantes sin detener sus negocios.

Matteo Ceurvels, investigador y analista de eMarketer en exclusiva para NotiPress, comentó de los retos del e-commerce en México durante la emergencia sanitaria: “El mayor reto es el hecho de digitalizar el negocio de una manera rápida. Otros retos incluyen la cantidad de stock en los almacenes de las tiendas, aunado a ello, la logística y el cómo entregar todo a tiempo con la creciente demanda de los artículos“, afirmó el analista.

Un estudio de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) arrojó que las personas prefieren comprar a través de Internet por ser más seguro y más rápido. Además, el 61 por ciento de los encuestados admite ver un ahorro de tiempo en el proceso de compra, y un 60 por ciento decide consumir por Internet debido a la variedad y la posibilidad de comparar precios

Igualmente, Ceurvels mencionó la importancia de la gran aceptación de los consumidores mexicanos y la respuesta positiva a un nuevo modelo de negocio que en un inicio se creía inseguro y poco eficiente y ahora está ayudando a muchas personas a que puedan adquirir producto de primera necesidad sin el riesgo latente de contagiarse de COVID-19.

La respuesta por parte de los consumidores va en ascenso, antes se tenía miedo a comprar a través de internet, ahora están dejando de lado todos esos mitos y miedos y los clientes comienzan a experimentar una compra en línea por primera vez. Si las empresas pueden brindar una buena experiencia y asegurar que sus productos lleguen a tiempo, eso sería puntos clave para cambiar las costumbres de los consumidores a un largo plazo“, agregó el especialista.

Cabe señalar, los efectos que tendrá el comercio electrónico una vez superado el tiempo de cuarentena podrán ser positivos, así como la forma de comercializar productos tendrá un cambio radical. La baja del uso del efectivo y el incremento en el uso de las tarjetas de crédito u otros métodos de pago digitales tendrán mayor auge así como las aplicaciones a través de Internet.

Una buena gestión en e-commerce necesita de una serie de puntos clave a fin de salvaguardar los intereses de esta actividad digital. En un momento de crisis se pueden abrir nuevas oportunidades de negocio, pero no se exenta de riesgos por mínimos que sean.