México, 15 de octubre del 2019.- Con la intención de prevenir la influenza, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aplicará 10 millones 802 mil 118 vacunas a los derechohabientes.

A partir del 14 de octubre y hasta el 31 de marzo de 2020, las dosis estarán disponibles en Unidades de Medicina Familiar y en hospitales de segundo nivel de atención.

La campaña de vacunación estará principalmente dirigida a mujeres embarazadas, niñas y niños de entre 6 meses y 4 años 11 meses de edad, así como a adultos mayores de 60 años.

Asimismo se dará preferencia a personas con enfermedades crónicas como diabetes mellitus, obesidad o cáncer, a personas con VIH y asma. El personal del sector salud también será inmunizado.

David Alejandro Cabrera Gaytán, jefe de Área Médica de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias del IMSS, explicó que la vacuna contiene las cepas de influenza estacional, de la H1N1, AH3 y tipo B, para disminuir la agresividad del virus porque la persona genera anticuerpos para ‘defenderse’.

Aclaró que la inmunización no produce enfermedad alguna, por lo que si la persona presenta gripe “muy seguramente es porque el virus ya estaba en el cuerpo de manera previa pero no se había manifestado, pues estaba en periodo de incubación”.

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa de origen viral que infecta principalmente nariz y garganta y en algunos casos, los pulmones, por lo que puede causar un daño de leve a grave a quienes lo padecen.

Las únicas contraindicaciones para no vacunarse son que la persona en ese momento tenga un proceso infeccioso, que haya presentado alergia a la vacuna o alguna otra condición; o que tres meses antes de vacunarse la persona haya recibido tratamiento con inmunoglobulina o gamaglobulinas.

El doctor señaló que aunado a la inmunización, se deben tomar medidas como lavar constantemente las manos, cubrir el rostro con el ángulo del codo al toser o estornudar, incrementar el consumo de frutas y verduras, abrigarse ante cambios de temperatura, ingerir bebidas abundantes, consultar al médico de manera oportuna y evitar la automedicación.

En caso de enfermarse de gripe, los principales síntomas son fiebre de más de 38 grados centígrados; tos; dolor de garganta, cabeza y músculos; escalofríos; fatiga y cansancio. Los niños pequeños también pueden presentar irritabilidad e inquietud.

A la par de las vacunas, el IMSS cuenta con una reserva estratégica del antiviral oseltamivir.

Con información de López-Dóriga Digital

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.