Algunos comercios de Matamoros, Reynosa y la región fronteriza dieron cuenta de que piezas del pollo crudo presentan desde hace 15 días “olor a putrefacción y manchas de color verde y azul”.

Ante este hecho pidieron la intervención de la Cofepris, la Sader y el Servicio de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria. La Cámara de Comercio exhortó a los consumidores a verificar el estado del pollo antes de comprarlo.

A través de comunicado la Cámara expresó que “La Cámara de Comercio de Matamoros responsabilizará a la autoridad sanitaria de México de cualquier situación de epidemia o enfermedad masiva pública, por no actuar en consecuencia”.

Temen que dicho alimento contenga heces, orina, tipas o bacterias de salmonela o e.Coli.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, aseguró que los embarques y productos agroalimentarios que ingresan legalmente al país son inspeccionados por las Oficinas de Inspección Sanitaria de la Sader.