Cortazar, 6 de noviembre del 2019.- La ola de extorsiones y de violencia se trasladó de Celaya a la vecina Cortazar, amenazando a un colegio particular que tiene sus actividades suspendidas y causando ya el cierre de una fuente de trabajo con más de 200 empleos, entre directos e indirectos.

El pasado miércoles 30 de octubre, varios hombres armados, cubiertos de la cara, ingresaron al colegio Alfonso García Robles, hasta el área de Natación, dirigiéndose a los directivos, a quienes les dieron el mensaje, mientras los amagaban, que deberán pagar “por el derecho de piso” al brindar educación a los más de mil 200 alumnos.

Los sujetos se apoderaron de al menos cuatro vehículos de docentes y padres de familia de la escuela, reconocida por su gran calidad académica.

El miedo por el asalto se ahondó más por la amenaza de que “regresarían” cada mes a cobrar una cuota por el derecho de piso, en caso de hacer caso omiso, el robo sería el menor de los temores, incluso dejaron una cartulina firmada por un presunto grupo delincuencial.

Ello obligó a los alumnos a dejar solos sus pupitres y aulas.

Tras el asalto, alrededor de las 12:15 horas, los maestros y directivos comenzaron a hablar por teléfono a los padres de familia para que recogieran a sus hijos, sin mayores explicaciones se les informó de la suspensión de clases, pues no querían alarmar.

Después de este hecho, los padres de familia de Cortazar, Villagrán, Valle de Santiago, Salvatierra y Celaya que tienen a sus hijos inscritos en esta institución destacada a nivel nacional por el nivel académico, han recibido notificaciones telefónicas por parte del personal de educación, avísandoles que regresarán a las clases “hasta nuevo aviso”, según relataron algunos padres de familia a la agencia de noticias POPLab.

La situación es inédita: el colegio privado, recordaron, nunca había suspendido una clase por ningún motivo, pero entienden que la seguridad de los menores es primero y a ello obedece la decisión de suspender las clases y están de acuerdo, sin embargo no saben qué pasará en los próximos días.

Los asaltantes y extorsionadores habrían quedado grabados en los videos de seguridad por las cámaras de la institución, sin embargo ello no los detuvo.

Hasta el momento se desconoce si los afectados presentaron denuncia por el robo y la amenaza.

Ilustración: Juan José Plascencia

Con información de PopLab

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.