Villagran, 18 de noviembre del 2019.- Lleno de moretones y raspones frescos en cara, manos y pecho fue como se encontró el cadáver de “Toñito”, menor de cuatro años de edad que fue brutalmente golpeado hasta morir presuntamente por su padrastro alcoholizado.

De acuerdo con información de la Fiscalía Región C, se ha establecido un lapso de 48 horas para que se presenten ante un Juez de Control las evidencias y datos de prueba recopilados en la escena del crimen.

Esto con la finalidad de establecer la situación jurídica de Nidia Guadalupe “N”, madre del menor, y Omar “N”, padrastro del mismo, quienes fueron detenidos bajo los efectos del alcohol en el lugar de los hechos.

De igual forma se informó que el cuerpo de Antonio Aldair, mejor conocido por sus vecinos como “Toñito”, de tan solo cuatro años de edad, presentó múltiples golpes y raspaduras en cara, brazos y pecho, lesiones que le causaron la muerte.

Por tal motivo se estará a la espera de que culmine el lapso establecido por las autoridades para que se puedan deslindar responsabilidades, y a sus vez se de inicio al proceso penal de quien resulte responsable de los hechos.

Recordemos que fue cerca de las cinco de la mañana de este sábado, cuando se solicitó el auxilio de Cruz Roja al 911, luego de que supuestamente un niño tenía complicaciones para respirar en un domicilio de la calle Sendero de la Oveja, en el fraccionamiento El Rehilete del municipio de Villagrán.

Cuando policías y paramédicos llegaron se encontraron con el cuerpo golpeado y sin vida de un menor de cuatro años, así como a sus “padres” completamente alcoholizados mismos que fueron detenidos al momento por su presunta responsabilidad del asesinato.