España, 5 de noviembre del 2019.- Las personas que usen lentes son consideradas discapacitadas y pueden acceder a todos los derechos y beneficios que brinda el Gobierno a quienes tienen condiciones especiales.

Por el momento esto sólo es realidad en España, donde Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad hizo oficial desde este año que el uso de lentes debe ser considerado discapacidad cuando las personas presentan una disminución en mayor o menor grado de la agudeza visual, así como reducción del campo visual.

Gracias a ello pueden tramitar un carnet para personas con discapacidad, el cual les da beneficios fiscales y prestaciones sociales que antes no disfrutaban.

Por ejemplo: preferencia al conducir, lentes 3D especiales en los cines, precios exclusivos en gimnasios  y en las escuelas habrá protección contra el bullying, de tal manera que cualquier apodo o burla será motivo de sanción económica para los padres.

De acuerdo con datos de la OMS, en el mundo hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad, de las cuales 39 millones tienen ceguera y 246 millones presentan baja visión.