“A mí me respetas y si estás casada conmigo me traes mi hamburguesa o te dejo". Esto lo dijo una señora cuya tenacidad la llevó a divorciarse de su esposo porque a este se le olvidó llevarle su hamburguesa.

Los hechos ocurrieron en Emiratos Árabes Unidos, donde medios locales reportaron que una mujer que se quedó en casa mientras él se fue a pasear, acabó furiosa con el marido por su descuido.

Resulta que ella no tenía problema en que él saliera, pero le encargó encarecidamente que pasara por la hamburguesa que ella había comprado previamente, pero a este señor se le olvidó.

ANUNCIO

Al final, el tipo llegó a la casa hasta las 3 de la madrugada con las manos vacías y claro, claro que la señora se iba a enojar porque él no nada más se fue de farra, sino que la dejó plantada y sin hamburguesa.

Por lo que en una furia genuina le dijo a su esposo que quería el divorcio y punto.

Y claro, como pagan justos por pecadores, la mujer obtuvo el divorcio y no tendrá que pasar más sus días junto a un hombre del que no se puede esperar nada…

La próxima vez no le encarguen su hamburguesa a un inútil.