Desde 2015, diez bebés han muerto en accidentes con una mecedora de Fisher-Price en Estados Unidos, por lo que la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor emitió una alerta-recomendación para su adecuado uso.

La CPSC (por sus siglas en inglés), detalla que la Rock’n Play es para utilizarse hasta cuando los menores tengan tres meses.

Mecedora Fisher-Price Rock'n Play. Foto de CPSC
Mecedora Fisher-Price Rock’n Play. Foto de CPSC

Esto es importante porque a partir de entonces los bebés tienen la capacidad de rodar y caerse de la mecedora, que no se coloca a ras del suelo.

Otra medida vital es colocar al bebé siempre con el arnés y vigilarlo constantemente.

“CPSC y Fisher-Price les recuerdan a los consumidores que creen un ambiente de sueño seguro para los bebés, ya sea que utilicen una cuna, un moisés, un patio de juegos o un dormitorio inclinado: nunca agregue mantas, almohadas, juguetes de peluche u otros artículos al ambiente y siempre coloque a los bebés sobre sus espaldas para dormir”, señalaron en un comunicado conjunto.

Con información de López-Dóriga Digital