Internacional, a lunes 22 de febrero del 2021 (SDP)- En la ciudad de Safi, ubicada al suroeste de Marruecos, un tribunal negó el divorcio a una mujer embarazada interpretando “derechos del feto” a partir del Código de Familia de Marruecos.

El Código de Familia de Marruecos o Mudawana ha sido reconocido por activistas de derechos humanos por la abolición de la familia patriarcal y garantizar mayor poder a las mujeres que profesan el Islam sunita. No obstante, el Código de Familia de Marruecos mantiene una figura conocida como “idda” o periodo de espera, es decir, un periodo de tiempo posterior al divorcio o a la viudez en el que la mujer no puede contraer matrimonio.

Varios medios de comunicación han señalado que la interpretación del tribunal para negar el divorcio a la mujer embarazada forma parte del articulado del Código de Familia de Marruecos, sin embargo a letra en español este dice en su Artículo 70:

“Sólo se recurrirá a la disolución del matrimonio por divorcio o divorcio judicial a modo excepcional y en cumplimiento de la norma del menor daño puesto que dicha disolución conlleva la dislocación de la familia y perjudica a los hijos menores”Código de Familia de Marruecos. Artículo 70

Dicho lo anterior, el tribunal habría interpretado a partir del artículo 70 del Código de Familia de Marruecos que “el bebé tiene derecho a nacer dentro de una familia consolidada” y que “viva bajo el mismo techo”, pues este instrumento jurídico no lo establece.

Debido a la interpretación del Código de Familia de Marruecos el divorcio entre la mujer embarazada y su esposo podrá llevarse a cabo hasta que nazca el bebé.