ANUNCIO

España, 29 de mayo del 2019.-  Una mujer identificada como Verónica, se suicidó luego de que un video sexual, que grabó cinco años antes, se difundiera entre sus compañeros de oficina.

Los 2 mil 500 empleados de la empresa de automoción de Madrid tuvieron acceso al video íntimo de la mujer de 30 años.

De acuerdo con medios locales, la mujer casada y con dos hijos, se enteró de que dentro de su compañía se había viralizado la grabación sexual.

Luego de varios días circulando por toda la empresa, el video finalmente llegó a las manos de su marido.

Entonces Verónica comenzó a sentir la crisis de ansiedad que la obligó a abandonar la fábrica en la que trabajaba “porque no aguantaba la presión”.

ANUNCIO

“Ella quería que la historia pasase, que la gente dejase de hablar cuanto antes e intentar otra vez estar tranquila”, explicó Susana Martín, compañera de trabajo de Verónica.

Además agregó que la víctima no tenía pensado denunciar los hechos.

“Cuando se enteró el marido de que el vídeo estaba circulando, a ella se le cayó el mundo”, detalló otro compañero, Iván Cacho.

Consecuencias de la difusión del video sexual

Ambos compañeros de Verónica coinciden en que todos y cada uno de los empleados que circularon el video, también son responsables por la muerte de la joven.

Además, culpan a la empresa, que conocía la situación y no supo solucionarla.

“Había miradas, gente que iba al puesto de trabajo para ver quién era la compañera”, contó Cacho, quien señaló que Verónica acudió al departamento de recursos humanos.

Por desgracia, unos días después de lo sucedido, la mujer se quitó la vida.