Estados Unidos, 13 de agosto del 2019.- Un niño de tres años se asfixió al quedar atorado en el interior de una lavadora de tapa frontal, al cual se introdujo por estar jugando al escondite con otro de sus hermanos, reportó la policía de Florida, Estados Unidos.

El incidente ocurrió el 4 de agosto en el condado Lake, en Orlando. De acuerdo con la versión de las autoridades, los padres al descubrir sin signos vitales a su hijo llamaron a los cuerpos de emergencia, pero ya nada pudieron hacer.

La noticia ha trascendido debido a que el menor estuvo encerrado por horas en el aparato, sin que los padres se percataran de su ausencia.

Aunque todo apunta a un accidente, la policía de Florida abrió una carpeta de investigación, para deslindar responsabilidades.

La policía de Orlando también pide a los padres que hablen con sus hijos sobre los riesgos que representa jugar y esconderse en aparatos electrodomésticos, pero también recalcó la importancia de no perder de vista a los menores