Estados Unidos, 4 de octubre del 2019.- Una maestra de kínder en Tennessee, Estados Unidos, acusó a un niño de cinco años con autismo de “acoso sexual” por abrazar y besar en la mejilla a uno de sus compañeritos.

Summery Putnam, madre del menor, relató que recibió una llamada de la profesora para advertirle que su hijo Nathan sobrepasó los límites, por lo que fue castigado por abrazar a su compañero.

 

La mujer explicó que a su hijo se le dificulta comprender las reglas sociales, además de que ni siquiera entiende qué es el sexo.

Tras el accidente, La familia detalló que el colegio no quiso escuchar al médico de Nathan, para que les explicara sus dificultades como autista, por lo que cambió a Nathan de escuela.

En tanto, directivos del plantel se justificaron y afirmaron que el relato de la madre fue “inexacto”.

Aseguraron que “en ningún momento la administración escolar castigó al niño o trató el incidente como un problema de disciplina”, y que los comentarios de la familia no captan “el contexto completo de las preocupaciones expresadas por el colegio”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.