El incendio de un avión Sukhoi Superjet 100 en pleno vuelo de la compañía rusa Aeroflot, que acababa de despegar del aeropuerto moscovita de Cheremetievo con destino a Múrmansk, obligó a un aterrizaje de emergencia que dejó al menos 13 muertos, incluyendo dos niños, indicaron autoridades de Rusia.

Se trata de un vuelo que había despegado poco antes con 73 pasajeros a bordo y seis miembros de la tripulación, según los medios rusos.

ANUNCIO

Los videos en las redes sociales muestran al aparato aterrizando en tanto gran parte del fuselaje está en llamas. Otros videos muestran a los pasajeros que son evacuados por los toboganes situados en la parte delantera del avión, y que corren alejándose del aparato que fue consumido por el fuego rápidamente.

De acuerdo con el rastreo de la nave, esta despegó en la pista 24 C, ascendió hasta 10 mil 550 pies y tras 27 minutos en vuelo, regresó a aterrizar por la misma pista pero ya envuelto en llamas.

Con información de AFP