Latinoamérica podría convertirse en primera fuerza laboral en la era de los robots por medio de la capacitación de personal en “empresas inteligentes”. A raíz de la pandemia causada por la Covid-19, los trabajadores desplazados de actividades automatizadas por robots podrían terminar en la informalidad. Sin embargo, en un comunicado, el gerente general para Latinoamérica de Universal Robots, Manuel Sordo, describió el panorama actual del empleo formal como positivo en la región, siempre y cuando la fuerza laboral “vuelva a capacitarse”.

Capacidades como entrenar, mantener y guiar a un robot, aún son actividades realizadas por seres humanos y que ofrecen una nueva oferta laboral. Es necesaria su intervención en las máquinas para evitar problemas en la funcionalidad, legales o que comprometan la seguridad del equipo y los empleados. No obstante, menciona el Banco Mundial, el 31.6 por ciento de empresas en América Latina reconocen difícil encontrar trabajadores adecuadamente cualificados. Este porcentaje se midió en comparación de 139 países, con una media de 21.2% de empresas en busca de empleados especializados.

De la misma forma, una vez que las máquinas desarrollan procesos automatizados, los trabajadores pueden explotar sus talentos exclusivamente “humanos”. La creatividad, empatía, flexibilidad y la capacidad de solucionar problemas complejos rápidamente son características de gran valor para una empresa, mientras las máquinas realizan “el trabajo pesado técnico y físico”. Esta integración de las nuevas tecnologías en el mundo laboral podría disminuir la brecha económica de América Latina con respecto a economías avanzadas, según Manuel Sordo.

ANUNCIO

“Por el contrario, las habilidades conductuales, cognitivas y sociales adquieren una nueva importancia. Se podría argumentar que la creatividad, la colaboración, la resiliencia y la asunción de riesgos son habilidades que las culturas latinoamericanas han apreciado y nutrido; han sido fundamentales para generar agilidad frente a condiciones volátiles”, afirma Sordo.

Sobre generar habilidades en los empleados a través de capacitaciones, la empresa consultora Accenture realizó una encuesta donde se detalló, el 40 por ciento de las compañías entrevistadas advirtieron no tener planes de aumentar el gasto en nuevas habilidades del personal. 57% declaró “pequeños” los aumentos a dicho rubro y tan solo el 3% consideró un significativo aumento en capacitación.

Dicha encuesta descubrió, un 67 por ciento de trabajadores en el mundo están de acuerdo con aprender a trabajar con nuevas tecnologías, afirman será importante para ellos en los próximos tres o cinco años. Por su parte, Universal Robots, recomendó técnicas de capacitación laboral como trabajar con un nuevo robot o aprendizaje en “micro-módulos”, que pueden ser más efectivos en los participantes. Por ejemplo, esta empresa ya usa realidad virtual y realidad aumentada como técnica pedagógica para capacitar a sus empleados.

No sólo las “empresas inteligentes” deberían emplear recursos en la capacitación de sus empleados para entender las nuevas formas de trabajo. Pronto la era de los robots también formará parte de instituciones gubernamentales, y su fuerza laboral, por medio de conocimientos adquiridos, no se vería perjudicada.