“Es tiempo de reabrir al 100%”: Texas es el primer estado de EE UU que suspende uso obligatorio del tapaboca.

El país registra más de 28,7 millones de casos del nuevo coronavirus y al menos 514.000 muertes por la enfermedad

El gobernador de Texas, Greg Abbott, revocó este martes la orden sobre el uso obligatorio de las mascarillas. También levantó todas las restricciones de funcionamiento sobre restaurantes y bares que habían sido impuestas para frenar la propagación del covid-19.

“Es tiempo de reabrir Texas al 100%”. Así lo dijo en una alocución desde Lubbock, uno de los condados en los que la enfermedad creció más rápido al tiempo que se quedaba sin camas hospitalarias.

Agregó: “También acabé con el mandato sobre el uso de mascarilla en todo el estado”, escribió en su cuenta de Twitter.

El gobernador dijo que entre las razones para levantar las restricciones es que hay abundante material de protección, el estado puede realizar hasta 100.000 pruebas de covid-19, aunado con mayor disponibilidad de medicamentos anticuerpos para tratar a pacientes con coronavirus, además de las vacunas.

Estados Unidos registra más de 28,7 millones de casos del nuevo coronavirus y al menos 514.000 muertes por la enfermedad. Ante la situación, desde el gobierno de Joe Biden se ha intentado aumentar el ritmo en la aplicación de la vacuna.

Este martes comenzó la distribución de las primeras dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Johnson&Johnson, que será la tercera en utilizarse en el país más afectado por la enfermedad.

Las autoridades sanitarias confían en la vacuna de Johnson para agilizar y mejorar las tasas de vacunación, también entre las minorías donde ha habido problemas de equidad.