Una enfermera que lucha en la primera línea contra el Coronavirus en Estados Unidos, ganó la lotería y recibió un millón de dólares.

Se trata de Terri Watkins, quien trabaja en una unidad de atención para pacientes infectados de Covid-19 en Carolina del Norte, fue la ganadora del “Supreme Riches”, un sorteo de la Lotería de la Educación realizado a nivel nacional, el cual le dio dicha cantidad.

Usualmente, los ganadores del sorteo reciben una notificación vía un correo electrónico o por medio de una llamada telefónica.

Esta trabajadora de salud se llevó el premio entre 513 mil personas, incluso, dijo que cuando le avisaron que había ganado, pensó que querían estafarla.

“Creí que era una estafa ¡Estaba un poco molesta en realidad! Pensé que no era real, que no podía ser real. Todavía es algo en lo que realmente no creo, todavía estoy en shock aquí”, señaló en una entrevista.

Así mismo se dijo agradecida por recibir dicho apoyo luego de lo que ha vivido durante la pandemia, incluida la crisis económica.

“Soy enfermera y trabajo en la unidad de covid, en un centro de atención a largo plazo…Con sólo ver algunas de las cosas que tuve que ver, estoy muy agradecida. Había estado orando por algo que me ayudara con esta situación. Realmente es algo grandioso. He sido muy bendecida”.

Terri reclamó su premio en lugar de recibir 20 pagos anuales de 50 mil dólares, se llevó el total a casa, sin embargo, debido a los impuestos le quedaron 424 mil 500 dólares para ella, mismos que usará para una casa nueva.

“Me lo tomaré con calma y me daré cuenta de lo que voy a hacer. Me encantaría una casa nueva, pero tengo que tomarme un tiempo y pensar en el lugar correcto”, detalló Watkins.