Ecuador revocó el asilo diplomático otorgado en 2012 al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, arrestado este jueves en la embajada de Quito en Londres, por violar “reiteradamente las normas” que regían su permanencia en esa sede, dijo el presidente Lenín Moreno.

“La conducta irrespetuosa y agresiva del señor Julian Assange, las declaraciones descorteses y amenazantes de su organización aliada en contra del Ecuador, han llevado la situación a un punto en el que el asilo (…) es insostenible e inviable”, sostuvo Moreno en un video difundido a través de redes sociales.

En ese sentido, señaló que su gobierno “soberanamente” dio por terminada la protección que le ofrecía en su embajada, donde el australiano de 47 años permaneció casi siete años.

Este mismo jueves Assange fue detenido por la policía británica y trasladado “a una comisaría del centro de Londres donde permanecerá hasta que comparezca ante un juez cuanto antes”, dijo Scotland Yard en un comunicado.

Asimismo, el gobierno retiró la nacionalidad ecuatoriana al fundador de WikiLeaks.

Assange se había refugiado en esa legación a mediados de 2012, pidiendo protección. Tras dos meses de encierro, el entonces presidente Rafael Correa (2007-2017) le concedió asilo diplomático en agosto de ese año.

En la época, Assange enfrentaba una orden de prisión europea. Suecia lo reclamaba por acusaciones – que no han prosperado – por presuntos delitos sexuales.

Sin embargo, Londres rehusó entregarle un salvoconducto y la justicia británica había pedido su captura por violar las condiciones de libertad condicional en la causa abierta en Suecia, que luego fue archivada.

El experto informático sostuvo siempre que todo se trataba de un plan de Estados Unidos para someterlo a su jurisdicción y hacerle pagar con la pena de muerte la filtración de miles de secretos oficiales a través de su portal WikiLeaks.

Al respecto, el presidente de Ecuador aseguró haber recibido la garantía de Reino Unido de que “Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte”.

En 2017, Quito le concedió la nacionalidad ecuatoriana a Assange y llegó a nombrarlo consejero en la embajada en Moscú para que pudiera salir del Reino Unido amparado en la inmunidad diplomática. Londres nunca reconoció esa designación, por lo que Quito anuló el nombramiento.

Con información de AFP

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.