Arabia Saudita, 17 de septiembre del 2019.- Un ataque con drones reivindicado por los rebeldes yemenitas hutíes, que cuentan con apoyo de Irán, provocó incendios en dos instalaciones petroleras pertenecientes al gigante saudita Aramco, en una nueva escalada de un conflicto que involucra a todas las potencias de la zona.

Los rebeldes yemeníes hutíes -respaldados por Teherán- confirmaron los ataques en territorio de Arabia Saudita, que a su vez apoya militarmente a las fuerzas progubernamentales de Yemen en su lucha contra los insurgentes.

El canal de TV de los hutíes habló de una “operación de envergadura contra refinerías en Abqaiq y Khurais” en el este del reino saudita. El ministerio del Interior de Arabia Saudita, en tanto, había informado previamente que “a las 4.00 hora local (las 22 del viernes en la Argentina) los equipos de seguridad industrial de Aramco intervinieron en incendios en dos de sus instalaciones en Abqaiq y Khurais”, agregando que los “dos incendios estaban controlados”.

Arabia Saudita es el primer exportador mundial de petróleo. Se trata del tercer ataque en cinco meses contra plantas de Aramco. La empresa, propiedad del reino saudí, está valuada en dos billones de dólares y planea salir a la bolsa entre 2020 y 2021.

Las autoridades sauditas reforzaron la seguridad en torno a los dos sitios atacados y vedaron cualquier ingreso de periodistas a la zona. El sitio de Abqaiq, a 60 kilómetros al sudoeste de Dahran, principal sede del gigante petrolero, alberga a la mayor planta de tratamiento de petróleo de Aramco.

Khurais, a 250 kilometros de Dahran, es uno de los principales campos petroleros de la empresa estatal saudí.

Los rebeldes yemeníes reivindican a menudo disparos de drones o de misiles contra objetivos sauditas. Afirman actuar en represalia a los ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudita, que desde 2015 interviene en Yemen en apoyo a las fuerzas progubernamentales.

El 17 de agosto, los rebeldes hutíes reivindicaron un ataque con 10 drones, “el más masivo jamás lanzado en Arabia Saudita”, contra el campo de Shaybah (este), que provocó un incendio “limitado”, según Aramco, en una instalación gasífera, sin causar heridos.

El 14 de mayo, los hutíes, que controlan vastas zonas en Yemen, confirmaron un ataque con drones en la región de Riad, contra dos estaciones de extracción de un oleoducto que une el este y el oeste del reino. Este ataque provocó la interrupción de las operaciones en el oleoducto, agravando las tensiones en la región del Golfo.

Las incursiones de los rebeldes yemeníes, cada vez mas frecuentes, demuestran que poseen armas modernas y constituyen una amenaza para Arabia Saudita, pero sobre todo, para sus instalaciones petroleras.

Las acciones de los rebeldes yemeníes se producen en un contexto de tensiones en la región del Golfo, después de ataques y actos de sabotaje contra barcos petroleros en mayo y junio, que Estados Unidos y su aliado saudita imputaron a Irán. Teherán negó cualquier implicación en el episodio.

Con información de Clarín

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.