ANUNCIO

Guanajuato, Gto. A viernes 25 de septiembre del 2020 (CelayaNews)- En el arranque del primer periodo del tercer año de ejercicio legal de la LXIV Legislatura, el Grupo Parlamentario del PRI ratificó su compromiso de que hacer que se escuche la voz de los guanajuatenses que se han expresado contra la violencia y la seguridad; contra la corrupción y la impunidad; y en pro de la paz pública, la tranquilidad social y el desarrollo sostenido y sustentable.

A nombre de las y los legisladores que integran esta bancada, el diputado coordinador José Huerta Aboytes destacó que se inicia con la determinación de insistir en la objetivación de normas que hagan menos penosa la vida de quienes no tienen acceso a los bienes indispensables para gozar de una vida digna.

Asimismo, refrendó la posición de actuar sólo en favor de los intereses y genuinas aspiraciones de la ciudadanía, y con el ánimo resuelto de frenar todo aquello que pueda vulnerar los derechos de nuestros representados.

Citó que este Grupo Parlamentario tiene preparara una agenda legislativa que contempla 22 iniciativas de ley que inciden en las líneas de armonización legislativa, fomento al crecimiento económico; y promoción del desarrollo social, con énfasis en los aspectos de educación y salud.

ANUNCIO

Acotó que el GPPRI mantiene invariable su compromiso de propiciar el diálogo y la construcción de acuerdos; a sostener un debate respetuoso; a ejercer de manera responsable la oposición; y a trabajar sin pausa y sin descanso, por hacer de Guanajuato un estado de leyes, para beneficio de sus representados.

El diputado José Huerta planteó que no es estrictamente válido aseverar que la experiencia por la pandemia recomiende el endeudamiento público como parte indispensable de la solución.

Dijo que de acuerdo con expertos en el tema, el endeudamiento es aconsejable solamente cuando la coyuntura se genera por un exceso en la producción, pero no necesariamente por una catástrofe como la que se está padeciendo.

Ante esa posibilidad, el Grupo Parlamentario del PRI se decanta por soluciones que surjan de la imaginación administrativa, de la voluntad política y de un racional y estricto manejo de la estructura burocrática.

En ese contexto, sería pertinente cuestionarse por la supervivencia de algunas dependencias administrativas cuyas funciones se duplican con las atribuciones de otras; y determinar cuál es el resultado de un riguroso análisis del costo beneficio de su funcionamiento.

“Y, desde luego, nos oponemos categóricamente, a que dentro del catálogo de soluciones se incluya incrementar el monto de los impuestos y derechos; y a que se tenga proyectado crear nuevas contribuciones fiscales”, enfatizó el diputado José Huerta.