Dolores Hidalgo, Gto. A miércoles 04 de febrero del 2020- Con tan sólo 7 años, el pequeño Isaac Omar, originario de San Felipe Torres Mochas se convirtió en un regalo de vida para dos niños que estaban en espera de un riñón en la Ciudad de México.
Tras recibir un golpe en la cabeza con un balón hace 15 días, este martes el niño Isaac Omar falleció por traumatismo craneoencefálico secundario en el Hospital General de Dolores Hidalgo, por lo que sus padres decidieron donar su órganos.
Rodrigo López Falcony, director del Centro Estatal de Trasplantes del Estado de Guanajuato (CETRA) señaló que el pequeño se convirtió en el noveno donador del presente año y en el primero del mes de febrero.
Regaló vida dos niños
Él recibió un balonazo en la cabeza hace dos semanas, al principio estuvo más o menos bien, pero luego empezó con dolores de cabeza y se empezó a poner mal por lo que hace una semana ingresó al Hospital General de San Felipe y luego al Hospital General de Dolores Hidalgo”.
“Por ser un niño se valoró el hígado por parte del Centro Médico de Occidente de Guadalajara, pero decidieron no tomarlo porque ya no lo vieron viable y solamente extrajimos los dos riñones, los cuales se fueron al Hospital Infantil de México Federico Gómez para beneficiar a dos niños”, declaró.
El funcionario estatal sostuvo que debido a que el tipo sanguíneo de Isaac Omar no es muy común no fue posible encontrar a niños compatibles para que pudieran recibir estos trasplantes de riñón aquí en el estado.
Asimismo, añadió que personal del Hospital Infantil de México Federico Gómez acudió hoy al Hospital General de Dolores Hidalgo, donde en un trabajo conjunto con la Unidad Procuradora de Órganos del Estado de Guanajuato realizaron la procuración de los dos riñones.
El mismo personal de este hospital de la Ciudad de México llegó a Dolores Hidalgo a las 11 de la mañana para hacer la procuración. También se podía donar el corazón pero no hubo receptores y por la edad del niño no puede donar hueso ni córneas”, recalcó.
En el Hospital General de Dolores Hidalgo se activaron los protocolos “Alerta 7” y “Código Vida”, con los cuales todo el personal del hospital está enterado de que hay un donador, posteriormente se hace “el pasillo de honor” para despedirlo.
López Falcony puntualizó que hasta el cierre de enero con los ocho donadores se generaron 30 órganos y tejidos para trasplante e hizo un llamado a la población a “decir sí a la vida” al fomentar la cultura de la donación de órganos.
En su página de Facebook, el CETRA publicó un vídeo de 12 segundos en el cual se puede apreciar “el pasillo de honor” con el que despidieron al niño Isaac Omar.