Han sido 1 mil 567 hectáreas las que se han visto afectadas por incendios forestales en la zona sur del estado, que en su mayoría han sido causados por imprudencias humanas, informó la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial de Guanajuato (SMAOT) María Isabel Ortiz Mantilla.

En entrevista en Celaya, la funcionaria estatal señaló que dicha dimensión de terreno, se encuentra repartida en diez hechos que han sido atendidos por su área, desde el 13 de marzo que se les asignó la atención forestal de la zona sur de Guanajuato a la fecha.
Hasta este martes, dos de los incendios forestales mencionados, continuaban bajo labores de sofocamiento, uno de ellos en el municipio de San Felipe y el segundo en Pénjamo, este último habría iniciado este día.

Los hechos comenzaron a registrarse el pasado 18 de marzo, en el municipio de Cuerámaro, en donde se afectaron 50 hectáreas de terreno; luego el 21 de marzo, en Pénjamo, se dio atención a otro incendio en donde fueron 14 hectáreas las afectadas.

Iniciando el mes de abril, se vio afectada una hectárea se quemó en el municipio de Manuel Doblado, el 3 de abril en Cuerámaro, con impacto en 1 mil 400 hectáreas de selva baja; luego el 14 de abril fue sofocado otro incendio en Yuriria, con el que se consumieron 35 hectáreas de pastizales.

Finalmente, el 18 de abril se incendiaron 10 hectáreas de pasto en Abasolo; el 18 de abril en Cuerámaro con afectación de 12 hectáreas y el 24 de abril en Celaya con 45 hectáreas de pastizales quemadas.

Ortiz Mantilla comentó que “los incendios no se producen, en su gran mayoría solos o espontáneos, o sea, se producen por los seres humanos que al final estamos provocándolos de alguna manera, por alguna irresponsabilidad, o dejamos alguna fogata o dejamos una botella de cristal ahí y con el sol o el calor, estamos provocando que estos incendios estén afectándonos”.