ANUNCIO

Irapuato, Gto. 29 de septiembre de 2020.- Un equipo especial de la Fiscalía General del Estado realizó labores en la búsqueda y análisis de restos óseos en una zona cerril conocida como Cerro del Conejo, en el municipio de Irapuato. En acompañamiento con los familiares de personas desaparecidas se agotaron los puntos de exploración después de una búsqueda exhaustiva e integral, que concluyó el sábado por la tarde.

 

Formalmente han sido dos las búsquedas realizadas en la zona cerril conocida como Cerro del Conejo. El pasado jueves 24 del presente mes se tuvo conocimiento por parte de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas, de la existencia de restos óseos en la Presa del Conejo, en el libramiento Irapuato-León, kilómetro 7+700, a un costado de la presa.

 

A través del Ministerio Público, la FGE inició una carpeta de investigación, por la localización de manera superficial de fragmentos óseos considerados para su análisis genético e indicios materiales como elementos balísticos y otros objetos enviados a laboratorio.

 

En continuación de la búsqueda, el viernes, durante la tarde, los familiares y Comisión Estatal de Búsqueda informan de un segundo punto señalado para revisión, el cual se localiza en una zona cerril en el lugar denominado Cerro del Conejo.

 

ANUNCIO

Al lugar acudió el equipo especial forense de la FGE para realizar los trabajos de preparación, sondeo y exploración del lugar, asimismo, se acordó continuar con los trabajos el sábado por la mañana, a primera hora, de común acuerdo con los denunciantes para iniciar los trabajos con luz natural.

 

Los puntos señalados fueron revisados. Al término de una intensa búsqueda y de haber explorado de forma completa la zona, los trabajos quedaron agotados por la tarde del sábado, siempre en común acuerdo con los familiares de los desaparecidos y sus representantes.

 

En este lugar, se inició una segunda carpeta de investigación por la localización de fragmentos y bolsas plásticas con restos humanos en descomposición que fueron trasladados al servicio médico forense para trabajar en relación a la causa de muerte.

 

Por otra parte, personal forense de esta Fiscalía trabaja en exámenes de antropología física y genética que le permitan obtener resultados orientados en la identificación de los restos en lo referente a factores como la determinación de su sexo, edad biológica, talla, características particulares a partir de sus estructuras óseas e integrar una prueba pericial que pueda ser determinante en un caso de investigación por homicidio. De un primer examen, los restos corresponderían a no más de quince personas.

 

Los familiares de las personas desaparecidas, como lo establece la Ley, y de acuerdo a los protocolos de búsqueda de personas y localización, serán informados puntualmente de los avances alcanzados y resultados obtenidos de los dictámenes científicos.