Celaya, Gto. A domingo 17 de mayo del 2020 (Redacción)- El Coronavirus en Guanajuato afectó a muchos sectores productivos, pero también el personal de salud ha tenido una jornada difícil por el riesgo que implica. Es el caso de una Médico que se contagió de Covid-19.

Jocelyn Rivera, accedió a hablar con Celaya News desde su trinchera en los hospitales y reconoció que el virus no distingue entre edades o personas, o si crees o no.

“Siempre que me dicen que no creen, les digo: -pues si no son los Reyes Magos-. Siento que tiene que ver con una onda cultural, México se caracteriza por ese escepticismo a la evidencia científica…” consideró.

Desde su visión en la medicina, reconoció que la “enemistad” del Pueblo con el Gobierno generó una desobediencia hacia algunas medidas preventivas.

“Yo no juzgo a la gente por no creer, pero está pasando. Pero también está lo otro: No los puedes obligar a quedarse en casa porque muchos mexicanos viven al día y los sueldos no dan para tener un fondo de ahorro.”

¿Y la prueba?

Jocelyn Rivera reconoció que no le tomaron la prueba del Covid-19 en el IMSS por no tener comorbilidades; situación que no juzgó justificando que las pruebas son muy costosas; por lo que sería imposible en nuestro país realizar un reactivo a cualquier persona con los síntomas.

“Tampoco es tan relevante en cuestión del manejo del paciente porque se sigue atendiendo, tengamos una prueba confirmatoria o no; el punto es en el dato estadístico y epidemiológico que me parece importante y que por eso tenemos sesgos” comentó.

El aislamiento

El virus le afectó al grado de tener que utilizar oxígeno; puesto que la falta de aire y sus antecedentes de asma la obligaron.

“Un día, de repente tuve mucha fiebre (casi 39 grados), dificultad para respirar, mucho dolor en todo el cuerpo ¡horrible! Creo que es lo más complicado del Covid. Inmediatamente chequé signos y supe que era Covid” narró.

Acto seguido notificó a su trabajo y le solicitaron que fuera de inmediato al IMSS, donde la tuvieron unas horas en urgencias; ahí fue cuando supo que las instituciones de salud públicas solo están tomando pruebas a pacientes graves.

Sin tener los resultados de una prueba, le ordenaron aislamiento total; ‘Joy’ Rivera recurrió al oxígeno por las dificultades respiratorias, pero desde casa ya que pudo acceder a un tanque a cuenta propia.

Por fin…

Este viernes 15 de mayo, la Médica notificó a través de sus redes sociales que se había recuperado, incluso vuelto a trabajar en una clínica privada en San Miguel de Allende.