Guanajuato, Gto., a 28 de noviembre de 2019.- El diputado Paulo Bañuelos Rosales dijo que con el presupuesto 2020, “Morena traicionó al campo de México. Nos preocupa, indigna y decepciona la reducción de hasta un 27% al presupuesto que se destina al campo por medio de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER)”, apuntó.

El legislador hizo uso de la tribuna para proponer un Punto de Acuerdo para solicitar al Ejecutivo Federal se incrementen los recursos al campo.

Consideró que la reducción constituye directamente una traición a las familias que trabajan en este sector, y que tanto han trabajado para sacar adelante sus cosechas y su ganado, “porque el campo es vocación, fortaleza, esperanza y realidad de progreso para miles de familias guanajuatenses, que con su esfuerzo cotidiano transforman la tierra”.

Bañuelos Rosales refirió que, en los últimos años, el campo de Guanajuato ha llegado a ser considerado entre los 10 principales exportadores agroalimentarios del mundo; hoy, el sector agropecuario contribuye con 7.5 por ciento de la economía del país, incluyendo actividades primarias, agroindustria, insumos y servicios.

Dijo que este es el momento de redoblar esfuerzos en favor del campo y no de recortarle apoyos; “entendemos y respaldamos el combate a la corrupción, pero lo que jamás respaldaremos es que ese combate, en lugar de hacerse con denuncias ante la justicia, se realice simplemente arrebatándole los recursos a la inmensa mayoría de los beneficiarios, que son gente honesta, con el pretexto de que hay algunos corruptos. Queremos austeridad, pero lo del ejecutivo federal es austericidio”.

Refirió que hay un atraso en cuanto a los recursos que se le destinan al campo; “lamentamos que, el Gobierno Federal le haya quitado 125 millones de pesos al sector agroalimentario de Guanajuato. No es posible entender por qué se eliminaron los 88 millones de pesos para el programa especial de concurrencia y los 37 millones de pesos para desarrollo rural. En términos reales este golpe representará una disminución real del 67% del presupuesto federal que se destinaba al impulso a las familias guanajuatenses que a diario labran la tierra y nos proveen de alimentos”, enfatizó el legislador.

Finalmente, el diputado Paulo Bañuelos llamó al Ejecutivo Federal “a que cumpla con su compromiso en defensa de la industria agroalimentaria y el rescate del campo; a partir del incremento de los recursos presupuestales previstos en el presupuesto de egresos de la federación, porque eso es lo justo y lo correcto”.

El Punto de Acuerdo fue aprobado por mayoría por el Pleno del Congreso local