Méxcio, 11 de septiembre del 2019.- ¡Orgullo mexicano! Viridiana Álvarez es un ejemplo de que cuando se quiere algo, es importante trabajar en ello. Es bajo esta premisa que desde muy niña, comenzó su gusto y pasión por los deportes, tenis, karate, natación o futbol, se encontraban entre la lista de las actividades que practicaba.

A los 20 años, comenzó a manifestar su gusto por el atletismo, por lo que decidió participar en carreras de 5 y 10 kilómetros hasta llegar a la Maratón, en la Ciudad de México.

De esta experiencia, le siguió la bicicleta de montaña, que también le apasionó, en donde conoció un grupo de scouts que subían al Pico de Orizaba y al Iztaccihuatl.

A partir del 2014 comenzó su historia en el alpinismo, cuando un grupo de amigos la invitaron a ascender una de las montañas más altas de México, para después de ella, ya no detenerse.

Historias de altura

  • Pico de Orizaba, México – 5,636 m – 2014
  • Aconcagua, Argentina – 6,962 m – 2015
  • Manaslu, Nepal – 8,156 m- 2015
  • Everest, Cordillera del Himalaya – 8,848 m – 2017
  • K2-, Pakistán, Cachemira, China – 8,611 m – 2018

Cabe destacar, que gracias a su última expedición al K2, la segunda montaña más alta del mundo, luego del Everest, y considerada una de las más letales en el mundo del alpinismo, debido a que se tiene riesgo en su descenso, convirtió a Viridiana Álvarez en la única mujer latinoamericana en lograr llegar a la cima de esta montaña.

Con información de México Primero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.