Celaya, Guanajuato.- A 25 de Noviembre del 2020.-Con rezos, alabanzas y música de mariachi fue amigos y familiares de Juan Carlos Padilla Aranda le dieron su último adiós, en una misa de cuerpo presente en la parroquia del Barrio de la Resurrección.

Fue a la una de la tarde cuando las campanas de la iglesia comenzaron a sonar, como invitación a la ceremonia religiosa mientras que el cuerpo de Juan Carlos esperaba en la explanada, acompañado por sus hijos y esposa.

Cuando la misa finalizó se dejó escuchar la música de un mariachi que ya lo esperaba afuera, y que lo acompañaría hasta su última morada en un panteón de la ciudad.

Con miradas tristes y lágrimas en los ojos, familiares de Juan Carlos volvieron a alzar la voz pidiendo justicia por su muerte, recalcando que no pedían nada que no estuviera fuera de la ley.