Celaya, 12 de agosto del 2019.- Al considerar que para quien piensa dedicarse a hacer el mal, siempre buscará las opciones para conseguir su objetivo, el obispo de la Diócesis de Celaya, Benjamin Castillo Plascencia, subrayó la importancia de que las autoridades recuperen la confianza de la ciudadanía y ésta se acerque a denunciar los ilícitos.

Lo anterior, haciendo referencia a la ola de extorsiones y violencia por la que se encuentra transitando Celaya, que se ha hecho pública a nivel internacional.

“El que piensa dedicarse al mal aunque le cierren una vereda, halla una brecha más grande, yo creo que andan en eso los que perdieron la ganancia con el huachicol” dijo Castillo Plascencia.

“No hay confianza en nuestras autoridades para denunciar, pero cómo que nadie se da cuenta de quiénes son los que cobran; una autoridad que no es confiable provoca todo esto, tenemos que ponernos las pilas y decir vamos denunciando, cuidar los intereses de todos”, sostuvo el prelado.

Agregó que “la autoridad tiene que apoyarse en el pueblo, y darle garantías al pueblo para que el pueblo también participe y ojalá que así sea”.

El obispo señaló que también hace falta reforzar áreas de inteligencia en la Policía Municipal y garantizar que los efectivos no estén involucrados con la delincuencia fungiendo como “halcones”.
Finalmente lamentó los hechos ocurridos en la tortillería “La Indita” en la que murieron tres mujeres inocentes.