Celaya, Gto. A domingo 10 de febrero del 2020- Aunque el obispo de la Diócesis de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia admitió que hay motivos para una manifestación feminista, ésta tendrá que ser ordenada y sin “tonterías”, dijo, para que sus peticiones puedan ser escuchadas de manera adecuada.
En entrevista, el prelado consideró que la principal fuente de violencia contra las mujeres tiene su raíz en los hogares y agregó que ver a la mujer como un objeto de placer, es “una deformación de la cabeza”.
Condenó la muerte de mujeres inocentes, aunque dijo que también hay algunas que han perdido la vida, por estar involucradas con alguna actividad ilícita.
Lo anterior, a unos días de que se cumpla la convocatoria para sumarse a una manifestación para protestar en contra de la violencia hacia la mujer, que en Celaya, se tiene proyectada para el próximo 8 de marzo así como el paro nacional de actividades anunciado para el 9 de marzo, al que le han llamado “Un día sin Mujeres”.
“Condenamos los feminicidios, nos unimos, consideramos que es justo que protesten, pero yo sí les pediría que lo hagan correctamente, de manera que todos abran el corazón, los oídos a lo que ellas digan, no a las tonterías que suelen hacer algunas porque hay quienes han hecho desórdenes y pintas y de una manera grosera, casi exhibiendo una fuerza igual, casi son tan machistas a veces, que no, que muestren la razón y que luchen por la razón, por la vida, pero de manera especial por la dignidad de ellas”, expuso Castillo Plascencia.
Señaló que también es importante girar la vista a los homicidios en general, que también son un número significativo y en incremento.
“Ojalá pensáramos no solo en los feminicidios, sino en general de los homicidios, claro que cuando se hace como un abuso resulta esto, pero es inmensamente mayor el número de los que mueren por violencia y precisamente por el ambiente que hay de desorden y de ganas de tener más sin querer trabajar y apoderarse de los demás y recurrir a medios no justos de hacer riqueza”.