Celaya, Gto. A lunes 22 de febrero del 2021 (CelayaNews)- Para el Obispo de la Diócesis de Celaya, Benjamin Castillo Plascencia, el hallazgo de una fosa clandestina en El Sauz de Villaseñor, representa un consuelo para los familiares de personas desaparecidas.

Aunque aclaró que no se trata de una buena noticia, sí es un aliento para quienes desconocen el paradero de sus familiares y el hallarlos, aunque sea sin vida, les da la posibilidad de darles cristiana sepultura.

Fue durante la tarde del sábado que se reportó el hallazgo de osamentas al parecer por parte de colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, a un costado de la carretera Celaya-Salvatierra.

Al respecto, el Prelado pidió a las autoridades “que no dejen de buscar, la gente sí necesita al menos saber qué pasó con sus familiares”.

Y agregó que “nos alegra que estén encontrando y que los familiares lleguen a saber qué hay”.

Hasta este lunes, la zona permanecía resguardada por las autoridades y no se ha informado el número de cadáveres encontrados.