Celaya, 13 de agosto del 2019.- Aun y cuando pesan en su contra dos denuncias formales ante la autoridad municipal, por mal trato a los usuarios de su área, la directora del INCLUDIS, Mayra Marcela Lugo Montes, negó las acusaciones al referir que incluso ella, les cambia la vida.

A pesar de que el regidor del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Juan Carlos Oliveros Sánchez, quien preside la comisión de Derechos Humanos en el Ayuntamiento hizo público haber recibido dichas denuncias y haberlas canalizado a la Contraloría Municipal para su seguimiento, primero, la directora preguntó quién era Juan Carlos, para luego pedir los nombres de los denunciantes para “aclararlo”.

“¿Juan Carlos qué perdón? (regidor de la comisión de Derechos Humanos) ah, pues que diga los nombres de las personas que se quejaron y yo con todo gusto lo aclaro”, respondió.

Sobre las voces anónimas que también la señalan de maltratar al personal que se encuentra a su cargo, Lugo Montes lo negó y dijo que su equipo de trabajo es como su familia, y que exigirles hacer bien sus labores, no es maltratarlos.

“El exigir a las personas que sean amables con los usuarios, con los pacientes, y que tengan su trabajo a tiempo no quiere decir que puedan ser maltratados yo no sé quién se quejó, no tengo ni idea, no sé nada de eso”.

“La gente está agradecida conmigo, y ese es para mí lo más valorable, cuando la gente me dice que le cambio la vida”.

Luego de que en redes sociales se denunció que los servicios médicos que su área proporciona a la ciudadanía, son condicionados a cambio de cifras económicas a modo de “donativo”, Mayra Marcela Lugo Montes comentó que así se acordó en una mesa de trabajo, aunque dijo, que no se acuerda con quién se realizó dicha reunión.

“Se trabajó y se preguntó; se estableció mediante una mesa de trabajo porque se tiene que sostener la clínica (¿quién estuvo en esa mesa de trabajo?) mire señorita, ahorita no lo recuerdo (¿no es un tema importante? ¿por qué no lo recuerda?) claro que es un tema importante porque desgraciadamente no me sé bien los nombres, fue a principio de año y todavía pertenecíamos a DIF”.

Lugo Montes defendió que los pacientes tienen la opción de no dar dinero y que los servicios no se les niega.

“Esos donativos se están cobrando así si la persona quiere hacer el donativo o no; se les pregunta y si ellos quieren donarlo y si no, se les da el servicio, no es obligatorio porque hay una Ley de Ingresos y esos donativos están en disposiciones en el Congreso y se les pregunta a las personas”.