CELAYA, GTO; Para la regidora de Morena, Bárbara Varela Rosales, sería un retroceso en la democracia, el facultar a los presidentes municipales de Guanajuato, para que designen a su gabinete sin necesidad de consultar al Ayuntamiento.
Lo anterior, luego de que el jueves pasado, en el Congreso del Estado de Guanajuato, en el seno de la comisión de Asuntos Municipales, se aprobó el dictamen en donde se propone la modificación a la Ley Orgánica Municipal, para que los alcaldes, puedan nombrar y remover a su gabinete con excepción de la Tesorería Municipal y la Secretaría de Ayuntamiento, siendo estos dos últimos, los únicos casos que se verían obligados a proponer al cabildo.
Dicho dictamen, tomó el rumbo administrativo correspondiente para ser votado en la próxima sesión de pleno.
“Me parece que, si la manera de gobernar en los municipios es a través de los Ayuntamientos, es para que haya una representatividad de toda la ciudadanía, nosotros somos la voz de una parte de la ciudadanía, en mi caso que votó por Morena, entonces, el quitarle el poder al Ayuntamiento, es dejar la decisión solamente en una persona”, comentó Varela Rosales.
Agregó que “es un retroceso, porque estamos callando las opiniones de otras figuras que podemos aportar y también quitándole la fuerza al poder ciudadano que nos puso en el Ayuntamiento”.
La edil obradorista hizo un llamado a la cámara local de diputados para que, en el Pleno del Congreso Estatal, se evite que el dictamen sea aprobado en sentido positivo.
“Yo espero que caigan en la cordura de entender que justamente para eso son los Ayuntamientos, para que las decisiones se tomen de manera colegiada y es una manera de que las decisiones no solamente estén en una sola cabeza, los resultados buenos y los malos, entonces la responsabilidad se divide entre todos, no sólo lo bueno sino también las partes difíciles, entonces, definitivamente es un retroceso porque entonces si este tipo de dictámenes que van encaminados hacia decisiones unilaterales siguen avanzando entonces para que habría un Ayuntamiento”, concluyó.