Celaya, Gto. A Lunes 29 Junio 2020. (Luis Gómez)- Con la liberación de algunas de las personas que fueron aprehendías causando desmanes durante el pasado fin de semana, los delincuentes se burlan de las autoridades y se abona a que la ciudadanía pierda la confianza en ellas.

Así lo consideró el obispo de la Diócesis de Celaya, Benjamin Castillo Plascencia, quien vislumbró aún más grave el segundo aspecto, al señalar que esto es la ante sala para que las personas comiencen a hacer justicia por su propia mano.

El Prelado se retractó de haber dicho que las autoridades ya se habían “puesto las pilas” tras el anuncio de la captura de más de una veintena de personas ligadas a un grupo delictivo que opera en la zona, asegurando que al hacer detenciones, las autoridades deben cuidar más los procesos apegados a la ley.

“Hace ocho días les dije, parece que se pusieron las pilas, ya hay inteligencia, ya los agarraron, ya pudieron, al último dice uno, pues no, ya los dejaron salir, dices bueno, la cosa es saber de veras hacer bien la averiguación previa y presentar bien los hechos de manera que el juez cumple su deber de juzgar con lo que se les presenta pero sí hay fallos desde el momento en que los toman prisioneros pues no, no se va a castigar a nadie y resulta como siempre, se burlan, ya salieron”, reprochó.

Castillo Plascencia señaló que lo justo sería, que de los 2 millones de pesos que se incautaron durante ese operativo en la comunidad de Elguera el sábado 20 de junio, una parte se utilizara para subsanar los daños de los que fueron objeto vehículos y comercios.