Celaya, 9 de noviembre del 2019.- Si el transporte público ya no es redituable para los empresarios que cuentan con las concesiones actualmente, lo ideal sería que las dejaran a otros empresarios para que las exploten en lugar de pretender aumentar el costo del pasaje.

Así lo manifestó, Bárbara Varela Rosales, regidora por Morena, quien señaló que previo al análisis del aumento a las tarifas del transporte público, el Gobierno Municipal debería ser firme y exigir mejoras concretas en el servicio y no caer en “chantajes”.

“Hay otros concesionarios que en otras administraciones no han sido beneficiados y que posiblemente estarán dispuestos ellos a tomar las rutas, entonces creo que es un chantaje y creo que el gobierno municipal en ese sentido tiene que ser firme”, indicó la edil obradorista.

La coordinadora de la fracción morenista en el Ayuntamiento celayense comentó que no avalará ningún aumento pues éste iría en contra de los intereses de la ciudadanía y únicamente en favor de los empresarios prestadores del servicio.

Lo anterior luego de que el regidor panista, Aldo Sahib Velásquez Velázquez, presidente de la comisión de Movilidad y Transporte, advirtiera sobre un posible colapso del servicio, ante un presunto cero por ciento de margen de utilidad con el que actualmente estarían trabajando los transportistas.

“Yo creo que si ellos se dedican a eso es porque es negocio, o sea, el transporte siempre ha sido un negocio y pues bueno, tendrán que ponerse a adecuar las unidades primero que nada, creo que son amenazas, creo que de alguna manera sí podrían ellos estar haciendo manita de puerco para que se dé este incremento pero a fin de cuentas pega en el bolsillo de la gente y no está recibiendo el servicio por el cual está pagando”, agregó la edil.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.