Celaya, 2 de junio del 2019.- Por el remozamiento al que será sometido el edificio del Andador Colunga, el comercio que está establecido en él, deberá ser retirado.

Aunque el Gobierno Municipal, solo realiza la recomendación al respecto, el propietario del inmueble deberá hacer lo pertinente para que cuando inicien los trabajos de la obra, cuyo arranque se tiene previsto para la semana que inicia, nadie corra riesgos.

“Aquí lo que puedo pedir a la ciudadanía que cuando vea que están trabajando, que no acuda a consumir ahí, hay tantos sitios a dónde pueden acudir a hacer sus compras o consumos pues que en ese momento él mismo no arriesgue su integridad”, expresó.

El director de Desarrollo Urbano, Gustavo Báez Vega, comentó que el particular ya obtuvo tanto el permiso del Municipio como el del Instituto de Antropología e Historia (INAH), para intervenir el inmueble catalogado.

Gustavo Báez Vega comentó que tiene conocimiento de que en el proyecto de remozamiento, el particular que posee el edificio, tiene contemplada la habilitación de un pequeño centro comercial.