Celaya, Gto. A jueves 21 de mayo del 2020 (Francisco Torres)- Estudiantes del Instituto Tecnológico de México de Celaya, entregaron la camilla especial para la atención de pacientes con coronavirus a representantes del ISSSTE.

Docentes investigadores de Ingeniería Mecánica del TecNM en Celaya, desarrollaron una cámara de presión negativa para el transporte de pacientes con COVID-19.

Con el objetivo de apoyar y hacer frente a la contingencia sanitaria generada por el COVID -19, a finales del mes de marzo, docentes y directivos del Tecnológico Nacional de México en Celaya, se reunieron con personal de instituciones de salud pública de la localidad(Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado ISSSTE y el Hospital General) para conocer necesidades y proponer el desarrollo de proyectos de investigación, que pudieran contribuir en beneficio inmediato a estas necesidades, entre estas una cámara de presión negativa para el transporte de pacientes con COVID-19.

Después de cinco semanas de arduo trabajo, se concluye con el proyecto en el que participaron los maestros Benjamín Arroyo Ramírez, Daniel Barradas Delfín, Martín Caudillo Ramírez, Sergio Iván López López, Daniel A. Serrano García y el doctor Horacio Orozco Mendoza, docentes investigadores de Ingeniería Mecánica del TecNM en Celaya.

El doctor Horacio Orozco, comento  que estas cámaras se encuentran disponibles en el mercado en diferentes modelos y estructuras, pero atendiendo la solicitud y después de un minucioso análisis de las características técnicas que debería cumplir el equipo a construir, se enfocaron al modelo comercial denominado Cápsula XE, explico que en general estos equipos constan de tres partes principales: una estructura soporte, la cámara y un sistema de extracción y filtrado de aire.  Entre los requisitos principales se tienen, reducir en lo posible el peso total del equipo, debe ser adaptable a camillas y ambulancias de transporte y el sistema de extracción deberá crear una diferencia de presión de 3 a 6 Pa con el exterior de la cámara para asegurar que el aire siempre entra al espacio confinado y evitar que salga aire contaminado al medioambiente.  El aire extraído debe filtrarse antes de ser enviado al medio ambiente, lo cual de acuerdo con las normas de estos equipos debe lograrse mediante un filtro HEPA H13, el cual garantiza una eficiencia del 99.97% para eliminar partículas de 0.3 micras y mayores.  Adicionalmente se procuró mantener la construcción a un costo reducido y con materiales y elementos de fácil adquisición.